Las atracciones de feria, en peligro de extinción

El Gremio de Feriantes de Catalunya advierte que no se han podido reactivar y exigen que se les trate como otros sectores profesionales

 

Las atracciones de feria, en peligro de extinción
Un centenar de profesionales de las ferias se congregaron en la plaza Sant Jaume, donde fueron recibidos por portavoces de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona.

“Si no podemos trabajar estamos abocados a la extinción”, lamenta Marcos Orús, el presidente del Gremio de Industriales Feriantes de Catalunya de Barcelona y Provincia, que ha visto como su sector no dispone de las oportunidades de reactivación que las administraciones ofrecen a otros ámbitos profesionales. La anulación de las fiestas mayores para cumplir con las medidas de seguridad contra la pandemia Covid-19 augura un futuro aciago para las casetas de tiro y las atracciones. Piden que les concedan la ocasión de demostrar que se puede celebrar una feria segura.

“Si dan una oportunidad a otros como PortAventura, a nosotros también deberían”, reclaman los profesionales de las atracciones. Para ello, han presentado a la Generalitat un plan sectorial que contempla medidas que van desde el vallado de la zona perimetral de las ferias hasta la ubicación de los dispensadores de gel hidroalcohólico, con disposiciones para los controles de acceso y el aforo o la desinfección de las atracciones después de cada viaje.

Ferias seguras

Unas 5.000 familias reclaman la oportunidad de mostrar que se pueden celebrar ferias seguras

“Los ayuntamientos son soberanos pero la Generalitat nos ha ignorado” y aún no ha dado respuesta a un plan de contingencia que les permitiría trabajar con seguridad. “Elaboramos el plan para iniciar la desescalada y adaptarnos a la situación, pero la administración catalana nos ignora y nos mantiene al borde de la quiebra”, se lamentan los
feriantes. Po ello, desde hace dos meses, promueven protestas y movilizaciones como la de ayer en la plaza Sant Jaume de Barcelona.

Durante la concentración frente al Palau de la Generalitat fueron recibidos “por dos portavoces del Gobierno catalán y uno de la alcaldía de Barcelona”. Pero, a pesar de las buenas palabras, los profesionales de las ferias deploran que “quien tenga que decidir no lo haga”, por lo que ya plantean medidas más drásticas de protesta, como paralizar el tráfico con la circulación de camiones a marcha lenta”

El punto de inflexión para la reactivación de las ferias y parques de atracciones era la fiesta mayor de Blanes. “Estamos en shock, muy desanimados”, aseguran. Hace una semana tenían la oportunidad de abrir la temporada en Catalunya, pero la Generalitat aconsejó anular los actos públicos y las actividades de socialización y el gobierno municipal decidió suspender la feria.

“El Ayuntamiento nos había dado la oportunidad de instalar un parque ferial seguro”, lo que también hubiera salvado las reticencias de otros municipios y hubiera redimido la temporada. Pero con las 73 atracciones a punto, “un día antes nos niegan el montaje”, cuando ya tenían el personal contratado, feriantes que llegaban desde Sevilla y València, los seguros de responsabilidad civil contratados y una inversión de 50.000 euros en medidas de seguridad.

“El problema es que solo cierran la feria” –censuran los profesionales– y por lo que parece solo contagian las atracciones” mientras que se permiten otras actividades que no garantizan las distancias de socialización, como “los mercadillos. las paradas de artesanía o las aglomeraciones en las playas”.

 

SEGUROS PARA ATRACCIONES DE FERIA Y FERIANTES.
Pídenos tu presupuestos sin ningún tipo de compromiso.

Los feriantes luchan para que su sector sea reconocido como una actividad cultural y para ello han contactado con todos los grupos parlamentarios catalanes. “Nos invitaron a ir al Parlament, pero con la proximidad de unas nuevas elecciones no nos han vuelvo a avisar”, explican. Precisamente en la Cámara catalana se aprobó una resolución para impulsar una serie de ayudas al sector, pero de nuevo reprochan que la Generalitat no las ha ratificado y se mantiene en silencio. “Cuando vas allá –se quejan los feriantes– todo son buenas palabras, pero al final te abandonan”.

“Las buenas palabras y los trámites ordinarios se han agotado”, advierten. No tienen ingresos y la única ayuda que perciben es la de la prestación del régimen de autónomos y préstamos ICO. “Pero esto se acaba en septiembre”, advierten, por lo que Orús se pregunta: “¿Si no hemos podido trabajar ni un solo día, cómo podremos tirar adelante a nuestras familias? Alguien tendrá que ayudarnos”.

 

 

 

Enlace para acceder a la noticia original en el periódico La Vanguardia https://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20200729/482574926874/feriantes-ferias-restricciones-covid.html