info@starazona.com

Escríbenos un correo.

+34 963 963 500

Llámanos

Feria de Sevilla. Cs se reúne con los empresarios de atracciones de feria y ve «posible un acuerdo» para la restricción acústica

Cs se reúne con los empresarios de atracciones de feria y ve "posible un acuerdo" para la restricción acústica
Pimentel reunido con los feriantes – CS

Feria de Sevilla. Cs se reúne con los empresarios de atracciones de feria y ve «posible un acuerdo» para la restricción acústica

 

Reclama al PSOE que «no retrase los plazos de la propuesta en función de sus propios intereses»

 

Tras aprobar el pleno del Ayuntamiento de Sevilla una moción de Cs para modificar la ordenanza contra la contaminación acústica y que en la Feria la música, megafonía y sirenas de las atracciones y quioscos-bar quede limitada a las 00,00 horas de la madrugada salvo en las noches previas a sábado, domingo o festivo, cuando la limitación quedaría fijada a la 1 de la madrugada, ante lo cual el PSOE alertaba de que el asunto había «sentado muy mal» entre los empresarios de las atracciones, el portavoz municipal de Cs, Álvaro Pimentel, se ha reunido con los mismos.

En aquella moción, Cs defendía que la propuesta de limitar los horarios de la música, megafonía y sirenas de las atracciones y quioscos-bar de la Feria parte de «las propias asociaciones de vecinos» de Los Remedios y Tablada, por el impacto del ruido de la denominada Calle del Infierno en su descanso.

La moción aprobada, así, implica modificar la ordenanza municipal contra la contaminación acústica, ruidos y vibraciones para que las atracciones mecánicas, quioscos-bar, puestos de venta y tómbolas de la Calle del Infierno no puedan funcionar con música o megafonía entre las 00,00 y 10,00 horas, salvo en el caso de las vísperas de sábados, domingos o festivos, cuando la franja horaria anterior quedará establecida entre 01,00 y 10,00 horas.

LAS HORAS CONCRETAS

 
A la hora de votar en contra, los socialistas coincidían en la necesidad de «abrir de una vez» el debate respecto a la reforma de la citada ordenanza y actuar respecto a la emisión de ruidos en la Feria, pero se oponían a los horarios contenidos en la moción, apostando por fijar las 3 horas de la madrugada como límite para la música y la megafonía y apostando por «una mesa» de debate en cuanto a las horas límite de la música y megafonía en la Calle del Infierno.
Recientemente, y al ser preguntado por Cs sobre el cumplimiento de la moción, el concejal socialista de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, recalcaba la necesidad de «hablar» en torno a los horarios propuestos y, especialmente, tratar tal aspecto con los empresarios de las atracciones de feria. Según alertaba, la moción habría «sentado muy mal» entre los mismos y habrían sopesado «incluso un posible plantón a venir a la Feria de Abril».

«A PESAR DE LAS DIFERENCIAS»

 
Ahora, el portavoz municipal de Cs se ha reunido con la junta directiva de la Asociación de Empresarios Feriantes de Andalucía, a cuyos miembros ha agradecido «el talante y la disponibilidad para llegar a un consenso». Los empresarios, a su juicio, «son conscientes de que la Feria de Sevilla necesita revisar sus actuales condiciones de ruido para mejorar la convivencia de todos», opinando que «a pesar de las diferencias que puedan existir entre todas las partes», es posible «llegar a un acuerdo» por medio del «diálogo».

Al respecto, ha pedido la creación de la «comisión de trabajo» propuesta acerca de los horarios, reclamando al Gobierno municipal del PSOE que «de una vez por todas se ponga manos a la obra» y «no dilate más» una decisión que hará que «la Feria de Sevilla sea más inclusiva».
Así, y después de que Cabrera dijese públicamente que por los plazos implícitos en el trámite de modificación de una ordenanza municipal la limitación horaria de la música y sirenas de las atracciones y quioscos no estaría en vigor para la edición 2020 de la Feria de Abril, Pimentel ha señalado que «el Gobierno local tiene que ser más diligente» y «no retrasar los plazos de una propuesta en función de sus propios intereses», pues a su entender Cabrera ciñe su posición a que los horarios aprobados «no casan con su gusto personal».