info@starazona.com

Escríbenos un correo.

+34 963 963 500

Llámanos

JAÉN. Porque disfrutar de San Lucas no tiene precio…

El sabio refranero tiene respuesta para casi todo y si de feria y dinero se trata, hay donde elegir, tanto para los que se divierten — “El día de fiesta, dinero cuesta”— como los que tratan de hacer negocio— “A la feria muchos van, a ver y no a comprar”—. Y ambos se dan por buenos con tan solo dar una vuelta por el ferial estos días y preguntar a unos y a otros.
“Estamos teniendo una feria más bien floja”, explicaba Lázaro Ayuso Carrasco, al frente de “Los Baturros”, un camión de vinos de Cariñena, a media tarde de ayer. Y las razones, como explica, son dos: “Primero, la gente baja cada vez más tarde a la feria, se quedan más tiempo por el centro, y segundo, la lluvia. Estropeó dos días muy buenos, el primer domingo y San Lucas”. “Nosotros siempre estamos en el mismo sitio —en la entrada de la zona de copas— y la gente nos conoce, tenemos un vino de Cariñena muy bueno y siempre, al llegar a la feria, se paran aquí”, reconoce este vecino de Navas de San Juan, que lleva más de 15 años en el negocio y cierra cada año, aquí en Jaén, su temporada. Y cierto es que los “chatos” de vino con su barquillo es una de esas tradiciones no escritas para disfrutar de San Lucas. Son muchos los feriantes que los ofrecen en todo el recinto y el precio de unos a otros, poco varía: 1,20 euros. Precisamente, la bebida y la comida son los gastos más significativos para los jiennenses que bajan al ferial. Y aquí hay para todos los gustos y bolsillos. Si se echa un vistazo rápido por las casetas, saltan a la vista en algunas los grandes carteles con precios populares, como ofertas de platos tan feriantes como la paella, migas y patatas a lo pobre por tres euros. Pero no es el precio más habitual, la media está en seis o siete euros. Después, si se quiere probar algún producto más selecto, evidentemente, hay que subir el presupuesto: desde una ración de jamón o queso, por unos diez euros y hasta doce, por gambas blancas de Huelva. De ahí, para arriba. Para acompañarlo, una cerveza, dos euros. Otros tópicos de feria: la patata asada. Este año, completa, por seis euros. Y por ahí andan las hamburguesas, kebabs y otros sucedáneos, presentes cada vez más en la feria.
El mismo precio tienen las copas en prácticamente todas las casetas: cinco euros. Y para conseguir una rebaja, los habituales bonos, a los que más negocios se suman: cinco por veinte euros. Si se quiere gastar menos, las casetas de bebidas, con cubalitros más “asequibles” y ofertas por doquier. Hasta dos por 5,50.
Una de las bebidas más “típicas” de la feria son también los mojitos—por unos tres euros se venden— y uno de los puestos que cada año repite en San Lucas es La Caribeña. Lo dirige Yessica Jiménez, que viene a Jaén desde Madrid con su negocio desde hace 8 años y, en los últimos, asegura, la gente gasta cada vez menos. “Además de los días de lluvia, hay mucha gente que viene y apenas gasta, solo se pasean”.
Con el estómago satisfecho, otra parada indispensable, sobre todo para las familias con niños, son los “cacharritos” y aquí el precio sí que es estándar: tres euros el viaje. Y para ahorrar un poco, los bonos. Cuatro viajes por diez euros y siete, por quince. “Si por los niños fuera se montaban en todo, nosotros tenemos un trato: dos atracciones por día”, dice un padre.
Tampoco faltan cada vez que se “baja” a la feria los antojos de algo dulce, desde el turrón o unas garrapiñadas, al algodón de azúcar y los churros con chocolate. Y aquí, la competencia es grande. Bien lo sabe Sergio Hoyos, que pertenece a la tercera generación de un negocio de toda la vida de Jaén, “Antonio Hoyos e hijos”. Además de San Lucas, también suelen estar en Navidad y Semana Santa en la Plaza de la Constitución. Así, conoce muy bien la feria de Jaén: “Este año todo se decide este fin de semana”. Tras dos días fuertes con lluvia, si hoy sábado y mañana hace buen día, dice, será una feria “normal”, si no, muy floja. En cuanto a los precios, dice que depende mucho de la almendra, materia prima para sus productos de elaboración propia, las garrapiñadas y el turrón, que sufren bastante subidas. En cambio, suelen mantener el coste, dos euros por un parque de las tradicionales almendras con caramelo. “En esta feria, lo que ocurre es que se vende menos que en otras más pequeñas, pero porque hay más competencia”, asegura.
TEMPERATURAS MÁS ALTAS
Diferentes predicciones barajan los principales portales del tiempo para hoy y la pregunta del millón es si hoy volverá a llover o no. Por un lado, la Aemet sí pronostica algunos chubascos para la capital extendidos a lo largo del día, pero no serán muy cuantiosos, en general. Entre las once y las doce sí pone hasta tres litros por metro cuadrado y, el resto del día, por debajo de un litro. En cambio, eltiempo.es solo predice precipitaciones de 0.2 litros por metro cuadrado al mediodía. En cuanto a las temperaturas, sí serán más altas que ayer, con hasta 23 grados de máximas.

 
https://www.starazona.com/seguros/feriantes